Generalmente, el responsable de la organización y gestión de una estructura o servicio social, tanto en términos de recursos humanos como financieros, el jefe de la división social es responsable de un trabajo en el que el rigor y la versatilidad son esenciales.

Un trabajo ideal para personas a las que les gusta organizar, dirigir y asumir responsabilidades.
Las muchas responsabilidades del jefe del departamento social pueden ser estresantes.
A veces limitando las horas de trabajo: el jefe de la unidad social puede estar de guardia los fines de semana y los días festivos.

¿Cuáles son las cualidades y habilidades necesarias para ser contratado como gerente de la división social?

La correcta gestión de una estructura social requiere, sobre todo, un sentido especialmente fuerte de organización y responsabilidad por parte del jefe de la división social. Además, estos últimos deben dominar una serie de conceptos relacionados, entre otras cosas, con la legislación social, la gestión presupuestaria y la gestión. Como trabajador social, el jefe del departamento social también debe demostrar cierto talento para la comunicación, no sólo para convencer a sus interlocutores de la validez de sus observaciones, sino también para supervisar a los equipos que dirige.

¿Qué formación y cómo hacerse responsable del centro social?

El puesto de jefe del departamento social es accesible a personas con un diploma de Bachillerato+2 a Bachillerato+5. Sin embargo, hay que tener en cuenta que, para solicitar un puesto de jefe de la unidad social, es imprescindible tener el Certificado de aptitud para funciones directivas y jefe de la unidad de intervención social.

¿Qué hacer después de estar a cargo del departamento social?

A lo largo de los años, y después de haber seguido una formación adicional, un gerente de la división social puede evolucionar, entre otros ejemplos, a un puesto de director de una institución pública o consultor de estrategia. También es posible reorientarse hacia una posición que requiere las mismas habilidades que la persona a cargo del polo social, como por ejemplo la persona a cargo de un establecimiento de salud.

¿Qué empresas pueden contratar a un responsable de la división social?

En la mayoría de los casos, un gestor social trabaja para estructuras o instituciones especializadas en asuntos sociales o médico-sociales. Algunos también optan por practicar su actividad dentro de una asociación social.
Finalmente, una profesión que satisfará a aquellos que quieren que las habilidades relacionales jueguen un papel predominante en su actividad.