Un Currículum puede ser muy potente y abrirte paso hacia el empleo que buscas, sin embargo, si preparas y añades tu carta de presentación, aumentarás en gran parte las posibilidades de que tu perfil sea retenido. Lee y sigue estos consejos para tener una carta de presentación de calidad.

• Comenzar tu carta de presentación:

Esta tal vez sea la única oportunidad de establecer un contacto con tu empleador. Así que prepara una frase gancho o algo que lo persuada de continuar leyendo tu carta de motivación.

Evita oraciones en condicional. Ejemplo: “Me interesaría integrar su honorable empresa…” y prefiere aquellas que indiquen acción: “Estoy listo para comenzar a…” y que muestren tu motivación por hacer parte de la compañía.

• Estructurar tu carta de presentación :

Una forma sencilla, pero eficaz de estructurar la información es con el circuito usted – yo – nosotros.
Empieza saludando a la persona que lee tu carta de presentación y mencionando algunos aspectos relevantes que conozcas sobre la empresa.¿Qué conoces sobre ella? ¿Qué te gusta de lo que conoces? Entonces menciona quién eres y lo que puedes hacer por la empresa. Luego, pasa a describir cómo imaginas el impacto de tu labor.

• Personaliza tu carta de presentación según la empresa

Está bien que quieras ahorrar tiempo y energía, pero a la hora de conseguir tu empleo esta pudiera ser una opción poco inteligente. No copies y pegues la información de otras cartas de presentación ni tengas plantillas fijas.

Seguro que un modelo predeterminado te puede ayudar. Sin embargo, el contenido variará inevitablemente según la empresa a la que te dirijas. Jamás podrás presentar la misma carta de presentación para postular a un trabajo en el sector de venta de equipos médicos, que si lo haces en el sector de la restauración. Este mismo consejo se aplica también a tu Curriculum Vitae.

• Habla de ti, pero no exageres, ni aburras

Es conveniente que utilices un tono comedido cuando te refieras a ti y a tus capacidades. Sabemos que puedes realizar un gran trabajo en el cargo para el que te postulas, pero nadie quiere leer que tienes súper poderes. Para hablar sobre ti, incluye hechos específicos y concretos. “Soy abogada graduada en la universidad de…, motivada por…” es preferible a “soy abogada con excelentes calificaciones y una envidiable experiencia…”

• Cuidado con el idioma

Si eres español y buscas trabajo en una empresa española, escribes en español y haces un formato de Curriculum Vitae en español. ¿Lógico, no? Pues ten cuidado porque a veces utilizamos palabras de otros idiomas para referirnos a cosas o acciones de nuestra lengua. Si son palabras prestadas del inglés se les conoce como anglicismos y son muy comunes hoy en día.

• Demuestra que quieres el puesto

Cuando cierres tu carta de presentación, deja claro que te encantaría concertar una entrevista lo antes posible. Si terminas con frases que muevan a la acción, aumentas las posibilidades de que el empleador te contacte y de que note tu interés.